Historia del Aero Club San Rafael

 

El Origen del Aero Club San Rafael se remonta a los inicios de la década del '20. Santiago Germanó había solicitado su baja del Cuerpo de Aviación del Ejército para volver a su pueblo natal, visto que sus expectativas de convertirse en piloto militar le fueron truncadas. Era 1922 y de vuelta en la vida civil, su pasión por la aeronáutica no se agotaría. Propuso a su círculo de influencia la formación de una institución civil, la cual sirviera para canalizar sus ambiciones y la de muchos otros, que sin haber pasado por un arma, también tenían sus sueños de volar.

Poco a poco fueron sumando adeptos, que no tenían una idea acabada de lo que se trataba, pero la sola idea de que se podía pilotar los seducía de inmediato.

Por ese entonces, una Comisión de Servicio del Cuerpo de Aviación del Ejército Argentino, fue destacada en la incipiente pista de San Rafael.

Por ser ex colegas de armas, Germanó simpatizó de inmediato con los jefes militares. Uno de ellos se desempeñaba a su vez como instructor del Aero Club Mendoza, que tenía una escuela de vuelo en actividad. De inmediato Santiago Germanó se las arreglo para que sus padres lo autorizaran a hacer el curso de piloto con la ayuda económica del propio instructor.

La naciente institución comenzó a perder fuerzas en Julio de 1924, cuando Germanó se mudó a la ciudad de Mendoza para realizar el curso de piloto civil y debieron pasar once años para que volvier a revivir, de la mano de Edgardo Romero Day.

El nuevo y definitivo Aero Club fue fundado el 6 de Noviembre de 1935, con Romero Day a la Cabeza. Como vicepresidente fue electo Alberto Sueta, propietario de un campo de pasto, llamado "El Ponontregua" sito en el distrito de Cuadro Nacional, que fue cedido al club hasta el 11 de Noviembre de 1940.

El primer avión del Aero Club fue el Monocoupe 90, matricula R289 de Edgardo Romero Day, con el que se impartió instrucción elemental hasta Noviembre de 1938. Desde entonces los cursos estuvieron a cargo del instructor y mecánico Ledimir Sticotti, que utilizó para ello el Porterfield 35 Flyabout LV-EFA, adquirido con un subsidio municipal y el producido de festivales aeronáuticos.

Un segundo avión escuela, el Taylor J-2 Cub LV-AEA fue prestado por Helena Mansilla, la primera aviadora mendocina y compañera inseparable de Romero Day. Este aparato pasó a propiedad del Club a mediados de 1939 en una operación comercial por la que el Porterfield terminó en manos de Romero Day. Por desgracia, el 3 de Agosto de 1939 el Taylor se precipitó a tierra cerca de los cuerteles del Regimiento 7 de Caballería, causando la muerte de Juan José Lauría. Este hecho fue el fin de la concesión del campo "El Ponontregua" y el desabastecimiento causado por la Segunda Guerra Mundial precipitaron la disgregación del Club.

Felizmente la pasión pudo más que la depresión y el Taylor fue reparado gracias a una subvención oficial. Para Julio de 1941, el Club contaba con un nuevo instructor (José Atencio) y dos flamantes aviones asignados por la DGAC, uno de ellos el Fleet LV-CCC.

El problema del cambio de Aeródromo fue encarado resueltamente por una comisión que evaluó un campo fiscal de casi 72 hectáreas ubicado en el distrito de Las Paredes y en Agosto de 1941 se iniciaron las gestiones de cesión ante el Ministerio de Agricultura de la Nación. Un año después el terreno fue oficialmente transferido a la DGAC mediante el Decreto Nacional 111.795, iniciándose de inmediato la mudanza.

El 21 de Diciembre de 1943, la DGAC asignó como nuevo instructor del Aero Club a Daniel Mini, cuyo trato afable convirtió al aeródromo de Las Paredes en un polo de atracción para la juventud. Para paliar la auscencia del Fleet (accidentado el 17 de Junio de 1944) y la del Taylor (fuera de servicio tras un aterrizaje forzoso el 17 de Junio de 1945), a comienzos de 1946 la DGAC asignó el Focke Wuif FW44J Stieglitz LV-BEC. SU paso resultó en verdad fugaz ya que el 3 de Julio de 1946 fue reasignado al Aero Club General Alvear, de donde a la vez se recibió el Pipper J-3 Cub LV-EHA.

Antes de que terminara el año la DGAC, envió a San Rafael los Miles Magister LV-XNO y LV-XRP. Este último habría de accidentarse sin consecuencias personales en El Nihuil el 22 de Noviembre de 1947, mientras era tripulado por Juan Meca y Argentino Gómez.

Con cuatro aviones en servicio y un programa de apoyo aconómico constante a cargo del Estado Argentino, la actividad de Vuelo del Aero Club fue batiendo récords mes tras mes. Gracias a las asignaciones de la DGAC pasaron los Pipper J-3 Cub LV-XUL (Enero de 1948), LV-XLE (Junio de 19489 y LV-ZCZ, y los Pipper PA-11 Cub Special LV-YLF (Noviembre de 1948), LV-YQN (Mayo de 1949) y LV-YJO (Junio de 1949). A fines de 1948 Daniel Mini fue trasladado al recién fundado Aero Club Puerto San Julián (Santa Cruz), dejando su lugar a los instructores Osvaldo Evangelista.

 

mouseover